Home » Blog » Leyendas » Leyendas venezolanas: El Árbol de la vida (Roraima)

Leyendas venezolanas: El Árbol de la vida (Roraima)

Publicado en: Leyendas 0

Los árboles siempre han sido un factor importante en las leyendas de todo el mundo y la mitología venezolana no podía ser la excepción. Hoy queremos compartir con ustedes esta historia proveniente de la Gran Sabana.

Los indígenes pemón cuentan que en la Gran Sabana se originó la vida de todos los seres humanos. Afirman que en los valles de río Caroní existía un maravilloso árbol de nombre Wasaka, árbol misterioso que producía diversas frutas como plátanos, piñas, naranjas, merey y también maíz, entre otros.

Roraima - Venezuela1811

Este árbol había sido descubierto por un indígena llamado Akuli, quién tenía muchos hermanos, entre ellos el «malvado» llamado Makunaima. Entre todos hubo muchas envidias y disgustos, nadie se conformó con recibir los beneficios del gran árbol Wasaka y así, un día uno de los hermano llamado Ma’Nápe, propuso cortarlo.

Akulí, se opuso a esta medida y explicó que si derribaban el gran árbol, perderían los frutos y se produciría una gran inundación. Los hermanos no hicieron caso y fue a buscar una enorme hacha de piedra y atravesó el valle y la selva hasta llegar al lugar donde yacía Wasaka. Akuli no pude evitar que su hermano comenzara a derribarlo, pero por la dureza del árbol el hacha rebotó.

Pero Ma’Nápe sabía palabras mágicas para derribar árboles, así el hacha empezó a penetrar rápidamente este árbol de vida. Antes de que terminara, llegó otros de los hermano y gritó un conjuro » Waina-yeg», el waina es un árbol durísimo de la montaña, tan dura como las rocas. En ese mismo momento el árbol se endureció ante el conjuro, pero como ya estaba a punto de caer, se derrumbó sobre la tierra arrastrando todo a su paso,montañas, piedras, árboles, barro, y se produjo la gran inundación.

De sus raíces se levantó lo que hoy conocemos como el gran macizo de Roraima. Los hermanos se perdieron en la inundación y después de muchos años, del mismo árbol surgió la vida gracias a su frutos diseminados por todas partes.

Si analizamos la forma de nuestro orgullo nacional, el Roraima, ciertamente parece la raíz de un tronco cortado ¿Qué tan cierto será?

Facebooktwitterpinterestmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.