» » » Ron Santa Teresa: Historia de Venezuela en una bebida

Ron Santa Teresa: Historia de Venezuela en una bebida

Publicado en: Gastronomía, Historia | 0

Santa Teresa es el ron de mayor tradición en el país y sigue siendo producido por la misma familia y en la misma Hacienda Santa Teresa desde hace más de 200 años. Los productos mas conocidos de esta marca son: El Santa Teresa 1796, elaborado con un método artesanal de Solera usado por los productores de Jerez y Brandy. La crianza se hace en barriles de roble francés usando un ron madre de más de 25 años de envejecimiento, se hace el trasiego en cascada a otros 4 barriles y de ahí pasa a la maduración final en toneles.

Ron Santa Teresa - Venezuela1811

El Santa Teresa Selecto es un ron extra añejo con hasta 10 años de maduración y un extraordinario color y aroma. El Gran Reserva es una mezcla de rones envejecidos en barricas y toneles de roble hasta por 5 años. El Carta Roja y el Superior que son destilados de caña de azúcar; y por último dos mezclas saborizadas: el Arakú, que es un licor de ron y café, y el Rhum Orange que es una mezcla de ron envejecido con conchas de naranja valencianas.

Santa Teresa es una marca que nos hace sentirnos orgullosos de Venezuela, pero todo esto es la consecuencia de la perseverancia y el esfuerzo por muchos años de la familia Vollmer. La historia agrícola de Venezuela se entremezcla en la Hacienda Santa Teresa con las páginas del libro Venezuela Heroica, de Eduardo Blanco. Martín Tovar recibió del Rey Carlos III la Cédula Real de estas tierras en 1771 y ya para 1796 sus sucesores, la familia Ribas, habían labrado la tierra al punto de fundar la Hacienda Santa Teresa.

Aquí nacieron el prócer José Rafael Revenga y la aguerrida Panchita Ribas, sobrina de Jose Félix y prima del Libertador. Por estas tierras paseó muchas veces el mismísimo Simón a caballo cuando venía de su Ingenio en San Mateo a visitar a sus primos. Por las resueltas convicciones patrióticas de sus propietarios, la Hacienda fue tomada y saqueada en 1814 por las tropas realistas de Boves que solo dejaron desolación y muerte.

Federico y Gustavo Vollmer Ribas, hijos de Panchita, emprenden nuevamente la ardua tarea de reconstrucción y desarrollo y en unas décadas convierten la Hacienda Santa Teresa en un ejemplo mundial de desarrollo agrícola con vocación social, carácter que ha permanecido hasta la fecha.

Los hermanos Vollmer trajeron a Venezuela el primer tractor, industrializaron el agro y, como bien indica mi amiga María Inés Ferrero, registraron la primera marca de ron. Además, fueron pioneros en eso que hoy se conoce como Responsabilidad Social Empresarial con el desarrollo de institutos educativos, universidades, fundaciones y centros de acción social. No importando los títulos universitarios y honores que los distintos descendientes de esta familia hayan obtenido, todos comenzaban su presentación profesional como “agricultor” (así se identificaba Don Alberto F. Vollmer en el Acta de Donación de las tierras de la UCAB y de la Conferencia Episcopal hace mas de 60 años).

En esa misma tónica de acción social, en la Hacienda Santa Teresa se desarrolló hace ya más 10 años el hoy mundialmente conocido “Proyecto Alcatraz”, galardonado en 2004 por el Banco Mundial como “Modelo a replicar en la lucha contra la pobreza”.

Información de aquí

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.